Piden a justicia venezolana agilizar proceso y encarcelar alcalde y diputados acusados de corrupción por desaparición de más de 21 mil millones de dólares

Comparte si te a gustado

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK_  Un movimiento denominado “Por la Transparencia de Venezuela”, pidió a la justicia de ese país agilizar el proceso judicial y encarcelar con todo el peso de la ley a todos los involucrados en el escándalo por corrupción en PDVSA, entre algunos nuevos nombres en proceso de investigación figuran el alcalde de Valencia, Julio César Fuenmayor Buitrago y el diputado Yonder Silva, aliado y socio del ex diputado Hugbel Rafael Roa, acusado por la desaparición de más de $21 mil millones de dólares en el más sonoro caso de corrupción estatal de ese país.

Las investigaciones por hechos de corrupción en PDVSA llegan hasta las más mínimas desviaciones, y es que en los expedientes el diputado como Yonder Silva, quien junto a su mujer Milagros Belandria, su hija y su yerno, presunto testaferro, es propietario de varios negocios en Carabobo. Además, se mencionan casas de lujos y grandes camionetas marcas Toyota y viajes, obtenidos por la estrecha relación entre Silva, Hugbel Roa.

Hasta la fecha los imputados, todas figuras influyentes del chavismo y del entorno del presidente Nicolás Maduro, son imputados en una trama del mayor escándalo de corrupción.

Roa, fue detenido e instruido de los cargos por el Ministerio Público de Venezuela después de estar arrestado en la sede en Caracas del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional dos semanas después del mega desfalco contra el erario público del empobrecido país.

En ese entonces, fue también detenido por el caso de corrupción en la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA). El caso ha sido difundido en docenas de medios internacionales que han dado seguimiento a los perfiles de corruptos de los implicados.

En uno de los reportes emitido por Venezolana de Televisión se informó de la audiencia de imputación en la trama de corrupción en PDVSA  incluyendo a otros 18 sospechosos que fueron presentados ante el juez II de Control contra la Corrupción y el Terrorismo, Carlos Liendo, y funcionarios de la Defensa Pública.

Los medios dijeron que el ex diputado Hugbel Roa, es un proxeneta que dirige una red de prostitución en Venezuela.

La Asamblea Nacional (congreso) de Venezuela  despojó el pasado 21 de marzo de la inmunidad parlamentaria a Roa para que responda por sus hechos criminales ante la justicia.

Roa será sometido a un juicio en tribunales ordinarios, en medio de la persecución del régimen a quienes considera parte de un complot. El despojo de la inmunidad a Roa, fue aprobada por más de las dos terceras partes de la Asamblea Nacional de mayoría oficialista.

“Se evidenció que los hechos objeto de la presente solicitud comprometen la responsabilidad del ciudadano Hugbel Roa  de haber incurrido de manera flagrante en delitos contemplados en la ley contra la corrupción”, se leyó en una motivación durante la sesión de la Asamblea Nacional.

Roa y su red de prostitución formaban parte de las actividades delictivas que se han revelado incluyendo el robo de  $600 mil millones de dólares en Venezuela y seguir impunemente  en el poder.

Roa ha visto crecer el fondo de sus bolsillos con lo que sacaba de la venta ilegal de petróleo y de oro, publicaron los medios internacionales entre estos, la agencia Reuters.

El periodista Alex Fergusson escribió en un reportaje que “Roa puede mostrar muchos títulos académicos y cargos, pero también sabe ocultar las líneas torcidas de una carrera como político que le conviene mantener en la sombra oculta de la corrupción”.

Fue viceministro de Asuntos Estratégicos del Despacho de la Presidencia de la República, director general de la Oficina de Políticas Públicas del Ministerio de Relaciones de Interior y Justicia, director general de la Sala Situacional del Instituto Nacional de Tierras, defensor del Pueblo a nivel nacional en materia de juventud, delegado del Congreso Fundacional del partido chavista PSUV y miembro de la junta directiva del Instituto Nacional de la Juventud, cargos que le permitieron establecer un imperio de corrupción en perjuicio de millones de venezolanos abatidos por la crisis económica, la represión política oficialista, que los ha empujado a huir de su propio país en busca de libertad y oportunidades.

Roa también fungió como ministro de Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología en 2017 y fue electo  diputado a la Asamblea Nacional en  2020.

Fergusson publicó que su talante y ambición por el dinero, se comenzó a poner en evidencia cuando, aún muy joven, se le señaló como fundador de una banda juvenil, “Los Chichi Boys”, en su ciudad natal, Acarigua, estado Portuguesa.

El movimiento por la transparencia y justicia en Venezuela reclama a las autoridades de ese país que caiga todo el peso de la ley sobre los corruptos y esperan que el presidente Maduro cumpla con su deber de mantener neutral ante el debido proceso en las cortes.


Comparte si te a gustado