Sepultan a 3 de los 12 fallecidos por la estampida en estadio Cuscatlán

Comparte si te a gustado

La estampida registrada durante el fin de semana en el estadio de fútbol Cuscatlán de El Salvador, que ha sido una de las tragedias deportivas más grandes de dicho país, sigue dejando secuelas en los familiares que este lunes sepultaron a las primeras víctimas, una de ellas dejó huérfana a una niña.

La tragedia que sacudió a El Salvador durante el fin de semana cuando se produjo una estampida en un estadio de fútbol, sigue causando dolor, sobre todo a los familiares de los 12 fallecidos, de los cuales tres fueron sepultados este lunes en las ciudades de Ciudad Delgado y Santa Tecla.

A 13 kilómetros de San Salvador, específicamente en Ciudad Delgado, fueron velados este domingo los cuerpos de Leslie Ferman Murcia y Néstor Alas, amigos y aficionados del equipo Alianza.

Los cuerpos de ambos fallecidos fueron vestidos con camisetas del Alianza pero fueron enterrados en diferentes cementerios de la ciudad. En medio del dolor que generó estas pérdidas, los familiares decidieron cubrir los ataúdes con flores.

Es importante acotar que, Leslie Ferman Murcia, quien era parte de la Barra Brava (grupo organizado de aficionados) de Alianza, deja a una menor en la orfandad. La pequeña había estado con su madre en el juego y en medio del desastre, sufrió algunas lesiones en sus piernas.

El tercer fallecido de los sepultados este lunes, fue identificado como Alberto Palacios y sus restos fueron llevados a la localidad de Santa Tecla, a más de 9 kilómetros de San Salvador.

Las autoridades salvadoreñas aún continúan con la investigación del hecho, sin que hasta el momento hayan señalado a ningún supuesto responsable.

La muerte de estas 12 personas, que se convierte en la mayor tragedia deportiva en el país centroamericano, se dio durante el partido de vuelta de cuartos de final del torneo Clausura entre Alianza y Futbolistas Asociados Santanecos (FAS).

Tras el incidente, los otros partidos de cuartos de final fueron suspendidos y aún se desconoce cuándo se levantará la suspensión y las medidas que se tomarán.

La Federación Salvadoreña de Fútbol (Fesfut) ha pedido a cada equipo involucrado un informe de lo sucedido el sábado.

El hecho, el primero de esta magnitud en la historia del fútbol salvadoreño, ha consternado a la población salvadoreña en general y ha tocado con más fuerza a los amantes del balompié nacional.

Con información de EFE.


Comparte si te a gustado