El día histórico en que Carlos III será coronado rey

Comparte si te a gustado

A las 5:20 de la mañana, hora de República Dominicana, el monarca acompañado por la reina Camila será dirigido en carroza hasta la abadía de Westminster, donde será la ceremonia.

Llegó el día de la coronación de Carlos III y la reina Camila en Londres. Este sábado 6 de mayo será histórico, dado a que es la segunda coronación de un monarca en casi 70 años: la reina Isabel II de Inglaterra fue coronada el 2 de junio de 1953.

La compleja ceremonia en varios pasos seguirá la tradición con ligera modernidad y durante tres días de festejos.

La ceremonia comenzará con la procesión del rey, en la que Carlos III será conducido en una carroza por un recorrido de unos dos kilómetros en el centro de la ciudad, desde el Palacio de Buckingham hasta la Abadía de Westminster.

La pareja real viajará en la moderna carroza fabricada con ocasión del Jubileo de Diamante de Isabel II en 2012, tirada por seis caballos Windsor Grey y escoltada por miembros de la caballería de la casa real.

Carlos será coronado a las 12h00 locales (11h00 GMT) y el servicio religioso, presidido por el clérigo de mayor rango de la Iglesia de Inglaterra, el arzobispo de Canterbury Justin Welby, finalizará a las 13h00 locales.

Unas 2,000 personas, desde dirigentes extranjeros y miembros de la realeza hasta cargos electos y representantes de la sociedad civil, estarán presentes.

El presidente de la República Dominicana, Luis Abinader y su esposa la primera dama Raquel Arbaje, se encuentran en Londres para participar de la coronación.

Entre las siguientes partes de la ceremonia, recoge la agencia AFP, está la unción, cuando el monarca, sentado en el trono del rey Eduardo, la silla de la coronación, bajo un dosel, es «ungido, bendecido y consagrado» por el arzobispo.

Tras recibir el orbe y los cetros, que representan los poderes espirituales y temporales del rey, se coloca la corona de San Eduardo sobre la cabeza del monarca.

Esta reliquia de oro macizo engastada con piedras preciosas, como rubíes y zafiros, sólo se lleva cuando el monarca es coronado.

Posteriormente el monarca se sienta en el trono.

Tradicionalmente, el arzobispo y el heredero al trono, seguidos de los duques reales y los aristócratas, se arrodillan y juran lealtad.

Pero esta vez el príncipe heredero Guillermo será el único duque real que rinda homenaje a Carlos.

Mientras que Camila será coronada por separado en una ceremonia similar pero más sencilla.

El rey y la reina regresarán al Palacio de Buckingham en la carroza de oro, en un gran desfile denominado «procesión de la coronación».

El reto de unificar la monarquía

Carlos asume como rey con el reto por delante de fortalecer la monarquía y contener el republicanismo en alza a lo interno del país y en territorios de la Commonwealth. 

Carlos III prometió «lealtad» a la ciudadanía en su primer discurso tras el fallecimiento de su madre, en el que al igual que Isabel II dejó claro que quería ser rey para «toda la vida».

En su caso, no podrá llegar a las siete décadas de reinado, ya que asume el trono con 74 años, pero en los sectores más monárquicos le venían reclamando que no asumiese ser una mera transición entre la difunta reina y su hijo mayor y heredero, el príncipe Guillermo, que ahora tiene 40 años.

El 58 por ciento de los británicos creen que la monarquía, como institución, es buena para Reino Unido, una mayoría que dista sin embargo del 73 por ciento que llegó a registrarse en 2012. Entre los jóvenes, sólo el 32 por ciento opina así, apenas cuatro puntos por encima de quienes ven a la monarquía como algo negativo, según un reciente sondeo de la firma YouGov.

Entre la población crece la percepción de que la institución seguirá, pero no está claro hasta cuándo: un 45 por ciento creen que el país seguirá siendo un reino dentro de un siglo, mientras que el 37 por ciento anticipa que no.

Este debate, sin embargo, sólo parece abierto a día de hoy de manera clara en algunos países de la Commonwealth, herederos del colonialismo y que siguen teniendo en Londres a su jefe de Estado -tras la ruptura de Barbados en 2021, países como Antigua y Barbuda o Nueva Zelanda han dejado, en mayor o menor medida, la puerta abierta al republicanismo-.

En el caso concreto de Carlos III, sólo el 14 por ciento de los encuestados opinan que está haciendo un mal trabajo, frente al 59 por ciento que lo apoya.

El rey, que este sábado será coronado formalmente como monarca, ha empeorado los datos de popularidad que heredó de su madre, pero no ha caído hasta niveles que puedan considerarse preocupantes para su propia continuidad o la de la institución

diariolibre.com


Comparte si te a gustado