Pistolero del tiroteo en Nuevo México disparó al azar, según la policía.

Comparte si te a gustado

Los investigadores aún trabajaban para determinar el motivo del ataque y hablaban con la familia del agresor.

Un hombre de 18 años que llevaba al menos tres armas vagó por una localidad en el noroeste de Nuevo México disparando al azar hacia autos y casas antes de morir abatido. El tiroteo dejó tres muertos y seis heridos, incluidos dos agentes de policía, según dijeron las autoridades.

El suceso ocurrió en torno a las 11 de la mañana del lunes en Farmington, una localidad de unas 50,000 personas cerca del lugar donde se encuentran los límites de Nuevo México, Arizona, Utah y Colorado. Es una ciudad dormitorio y de servicios en una región industrial petrolera y de gas natural.

Los agentes que respondieron a los avisos de disparos encontraron al agresor en cuestión de minutos y lo mataron con al menos un disparo, según dijo el jefe de policía Farmington, Steve Hebbe, en un video publicado el lunes por la noche. El hombre empleó al menos tres armas, incluido un “rifle de estilo AR”, añadió.

El tiroteo fue “sinceramente uno de los días más espantosos y difíciles que haya tenido nunca Farmington como comunidad” , afirmó.

En un primer momento no se publicaron las identidades del pistolero y las víctimas.

Los investigadores aún trabajaban para determinar el motivo del ataque y hablaban con la familia del agresor.

“Pero en este momento parece ser puramente aleatorio, que no había escuelas, iglesias ni personas seleccionadas”, dijo Hebbe. “Durante el suceso, el sospechoso vagó por el vecindario hasta un cuarto de milla. Hubo disparos al menos contra seis casas y tres autos (…) mientras el sospechoso disparaba al azar a todo lo que se le ocurriera disparar”.

La gobernadora del estado, Michelle Lujan Grisham, dijo en un comunicado que rezaba por las familias de las víctimas y que el suceso era “otro recordatorio de cómo la violencia armada destruye vidas en nuestro estado y nuestro país cada día”.

En la iglesia Hills, a unas pocas millas del lugar del ataque, docenas de personas se congregaron para rezar al anochecer del lunes. Algunos se abrazaron mientras escuchaban. El alcalde y agentes de seguridad estaban entre la multitud.

Un policía de Farmington fue baleado y trasladado al hospital, donde fue atendido y dado de alta, mientras que otro agente estatal que también fue baleado y condujo él mismo hasta el hospital permanecía ingresado y tenía buen pronóstico, indicó Hebbe. El agente estaba estable, añadió.

La policía de Farmington tenía previsto celebrar una conferencia de prensa este martes por la tarde.

telemundonuevainglaterra.com


Comparte si te a gustado