Massachusetts no ha tomado en cuenta la vivienda prefabricada

Comparte si te a gustado

Por Yasmin Amer

En Massachusetts, los defensores de la vivienda estiman que los desarrolladores necesitan construir 100,000 viviendas más al año para satisfacer la demanda. Un bajo inventario de viviendas ha ayudado a impulsar los alquileres y los precios de las viviendas entre los más altos del país, lo que frustra a muchos residentes. Expertos en bienes raíces dicen que la región debe construir más viviendas de manera más rápida.

Parte de la solución puede provenir de las fábricas. Es decir, fabricar los módulos que conforman un edificio y luego ensamblarlos en los sitios de construcción. Esto puede reducir drásticamente el tiempo necesario para construir nuevas unidades.

Mantente informado con los temas más relevantes de política, economía, comunidad latina y salud. Suscríbete aquí a nuestros newsletters.

La técnica, conocida como construcción fuera del sitio o modular, ha ganado terreno en lugares como Suecia y Japón, así como en estados como Pensilvania y California, pero ha sido lenta en llegar a Nueva Inglaterra.

Algunos desarrolladores argumentan que es hora de cambiar eso.

Este método de construcción fue puesto en marcha el mes pasado en Swanzey, New Hampshire, donde un gran número de carpinteros martillaron revestimiento blanco en un complejo de apartamentos completamente nuevo. El terreno estaba vacío en febrero y ya para mayo, los constructores estaban cerca de terminar 84 unidades asequibles.

«De pasar a no tener nada construido y llegar al 80% de construcción en dos meses y medio», se maravilló Jack Franks, el CEO de Avanru Development Group, «esto es todo un logro en sí mismo».

Avanru, la empresa que construyó este complejo, obtuvo la mayoría de los componentes de una fábrica en Pensilvania. Imagínate cada apartamento como un módulo independiente, una gran caja rectangular con marcos, paredes y baños prefabricados, entregados en un remolque de tractor.

«El proceso de instalación es bastante ingenioso», dijo Franks. «Contamos con una grúa de tamaño considerable que colocará estas piezas en su lugar como si fueran bloques de Lego».

Volumetric Building Companies, una empresa de construcción modular con una oficina de diseño en Somerville, opera la fábrica que fabricó estos «bloques de Lego».

La vicepresidenta de Diseño, Sara-Ann Logan, afirmó que ha observado un mayor interés en este tipo de construcción durante el último año.

«Es un cambio de juego», dijo Logan. «La construcción tradicional se está volviendo más costosa».

Logan también menciona que la tecnología mejorada es otra razón por la cual los constructores pueden estar explorando la construcción modular. También cree que el aumento de interés se debe a los desafíos de la construcción tradicional, que empeoraron después de la pandemia.

«No tenemos la fuerza laboral para construir de manera tradicional», dijo Logan. «Hay muchas cosas sucediendo en el mundo en este momento que lo están facilitando y me hacen pensar que este es el momento [para la vivienda fabricada en fábrica]».

Según el grupo comercial Associated Builders and Contractors, en Estados Unidos faltan 546,000 trabajadores de la construcción.

Sin embargo, la construcción fabricada no es popular en Massachusetts. Logan estima que representa sólo aproximadamente el 2% de todas las nuevas construcciones en el estado. Cree que parte de la razón por la cual está tan limitada es porque los desarrolladores en la zona tienden a evitar correr riesgos.

«Tenemos las universidades, tenemos personas innovando, pero no lo estamos adoptando a la misma velocidad que otros estados», dijo. «Y eso honestamente me entristece un poco porque vivo aquí».

La construcción fabricada no es una idea nueva. Ivan Rupnik, quien enseña arquitectura en la Universidad Northeastern, dijo que Estados Unidos solía incorporar más fabricación en la construcción.

«En los años 50 y 60, en realidad construimos viviendas en Estados Unidos tanto en el lugar como en fábricas utilizando técnicas más avanzadas que las ampliamente utilizadas hoy en día», dijo.

Según Rupnik, gran parte de la construcción en Estados Unidos hoy en día es más lenta y más costosa de lo que solía ser. También es derrochadora.

«Tiramos aproximadamente el 50% de los materiales que llevamos al sitio de construcción», dijo Rupnik. «Eso solo es un problema económico».

La vivienda fabricada tiene desafíos. En el pasado, los críticos han señalado la calidad deficiente de algunas unidades modulares. Una investigación de WCVB en 2018 presentó a varios residentes de Massachusetts que estaban frustrados por defectos graves en sus viviendas unifamiliares fabricadas. Culpan a la falta de supervisión y al control deficiente de calidad en el proceso de construcción.

También es costoso construir y mantener las fábricas necesarias para crear todas las partes de este tipo de construcción. El costo de la mano de obra y los materiales suele ser comparable a la construcción tradicional. Los defensores argumentan que los ahorros se encuentran en el tiempo de construcción condensado.

Jack Franks, el desarrollador en New Hampshire, se opuso a la idea de que la vivienda fabricada significa una calidad inferior.

«La calidad del trabajo aquí y la calidad de la mano de obra están al mismo nivel, o incluso mejor en algunos casos, que la construcción tradicional», dijo. 

Para Franks y otros defensores, la construcción prefabricada tiene el potencial de transformar la vivienda. Sin embargo, reconocen que no resolverá todos los problemas de vivienda de Nueva Inglaterra. La escasez en la región se debe a la zonificación restrictiva y a los procesos de permisos lentos y laboriosos.

Franks espera que una vez que los proyectos sean aprobados, los edificios puedan construirse en la mitad de tiempo. Incluso planea construir su propia fábrica en New Hampshire, donde su empresa se centrará en producir los componentes para edificios modulares energéticamente eficientes. El costo estimado de la fábrica es de aproximadamente $60 millones.

«Estoy totalmente comprometido», dijo Franks. «Estoy sentado en la mesa de póquer y estoy totalmente comprometido».


Comparte si te a gustado