Kia y Hyundai pagarán $200 millones a propietarios en nuevo acuerdo tras demanda colectiva

Comparte si te a gustado

La demanda se debe a que los fabricantes de automóviles «no equiparon» ciertos modelos con un dispositivo de seguridad común, lo que provocó el robo generalizado de vehículos en todo el país.

Kia y Hyundai han llegado a un acuerdo de demanda colectiva valorado en más de $200 millones por reclamos de que ciertos modelos de automóviles de estas marcas dejaron a los propietarios vulnerables al robo «después de que los fabricantes de automóviles no instalaron medidas básicas de seguridad», según el comunicado de prensa.

Según los abogados, la demanda se debe a que los fabricantes de automóviles «no equiparon los modelos 2011-2022 con un inmovilizador», un dispositivo antirrobo común. Según el comunicado, dichos dispositivos funcionan para evitar que «la mayoría de los vehículos se enciendan a menos que se transmita un código».

La falta de inmovilizador generó un desafío viral de TikTok, donde los videos publicados en las redes sociales demostraron cómo los ladrones podían robar y encender rápida y fácilmente los vehículos afectados.

Algunas ciudades de EEUU han informado que el 60% o más de todos sus informes de robo de automóviles ahora involucran Hyundais o Kias.

Los abogados dicen que el acuerdo entregará «beneficios lo antes posible» a los propietarios de los vehículos afectados que han sufrido pérdidas «de su propio bolsillo» debido a la falta del inmovilizador. Según la demanda, los vehículos impactados suman 9 millones.

El acuerdo también ofrece actualizaciones para «arreglar la falta de inmovilizador en el centro del problema, así como pagos a aquellos que no son elegibles para la actualización», dicen los abogados.

¿CUÁNTO DINERO PODRÍAN OBTENER LOS PROPIETARIOS DE KIA Y HYUNDAI DEL ACUERDO?

Según el comunicado, los pagos se dividen en niveles e incluyen compensación por una variedad de gastos de bolsillo, incluida la pérdida total de vehículos hasta $6,125 y daños a la propiedad personal hasta $3,375.

El acuerdo también brinda alivio para los gastos relacionados con el seguro, así como los costos de alquiler de automóviles o viajes compartidos, pagos de taxis, pagos de transporte público, costos de remolque y más.

«El acuerdo también incluye pagos a aquellos cuyos vehículos sufrieron accidentes o fueron robados y nunca se recuperaron, así como la cobertura de multas por exceso de velocidad, multas por semáforo en rojo u otras sanciones o multas incurridas por un vehículo robado», dice el comunicado.

ACTUALIZACIONES DE SOFTWARE

Además de los pagos, el acuerdo brinda a los propietarios de vehículos elegibles la oportunidad de recibir una actualización de software sin costo para «abordar efectivamente la falta de inmovilizador de los automóviles».

Sin embargo, algunos vehículos afectados no son elegibles para una actualización, según el comunicado. Según los abogados, esos propietarios de automóviles «serán elegibles para un reembolso de hasta $300» para cubrir la instalación de otra forma de antirrobo, incluida la compra de un seguro para el volante, la instalación de un sistema de alarma de rotura de vidrios o otro sistema antirrobo.

El acuerdo también permite a los miembros de la clase la oportunidad de recuperar las pérdidas relacionadas con los ingresos o los gastos de cuidado de niños que resulten de la implementación de la actualización.

La actualización de software está disponible desde febrero. Sin embargo, no resolvió el problema. Eso se debe a que la implementación del software de las empresas ha sido demasiado lenta, dijeron las autoridades de seguridad. Los críticos también han señalado que la campaña para notificar a los propietarios de automóviles debería haber sido más agresiva. También argumentan que la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras de EE. UU. debería haber obligado a retirar los vehículos afectados para aumentar las posibilidades de alertar a los propietarios sobre el peligro y la necesidad de buscar una reparación.

De los 4.5 millones de vehículos Kia que son elegibles para la solución, el fabricante de automóviles dice que, a principios de mayo, instaló el software en aproximadamente 210,000, solo el 5%. Kia dice que ha enviado notificaciones a unos 2,8 millones de propietarios afectados y espera haberles notificado a todos a finales de este mes. Para Hyundai, la cifra es de unos 225.000 de 3,8 millones de vehículos, aproximadamente el 6%. Hyundai dijo que espera haberse comunicado con todos los propietarios de vehículos afectados antes del 18 de mayo.

¿QUÉ MODELOS DE AUTOMÓVILES SON ELEGIBLES PARA ACTUALIZACIÓN?

Los vehículos Hyundai elegibles para la actualización de software incluyen: 2018-2022 Accent, 2011-2022 Elantra, 2013-2020 Elantra GT, 2018-2022 Kona, 2013-2022 Santa Fe, 2013-2018 Santa Fe Sport, 2019 Santa Fe XL, 2011- 2019 Sonata, 2011-2022 Tucson, 2012-2017, 2019-2021 Veloster, 2020-2021 Venue, 2013-2014 Genesis Coupe y 2020-2021 Palisade.

Los vehículos Kia elegibles para la actualización de software incluyen: Kia Sportage 2011-2022, Kia Sorento 2011-2022, Kia K5 2021-2022, Kia Sedona 2011-2021, Kia Forte 2014-2021, Kia Rio 2012-2021, Kia Seltos 2021-2022 , Kia Optima 2011-2020 y Kia Soul 2020-2022.

Según los abogados, los sitios web de acuerdos pronto estarán disponibles para los miembros de la clase para obtener más información.

telemundonuevainglaterra.com


Comparte si te a gustado