Elon Musk a revelado quién será la nueva directora ejecutiva de Twitter

Comparte si te a gustado

El propietario de Twitter, Elon Musk, confirmó la contratación en un tuit el viernes.

Elon Musk estaría en conversaciones para contratar a Linda Yaccarino, presidenta de publicidad global y asociaciones de NBCUniversal, como directora ejecutiva de Twitter, según dos personas con conocimiento del asunto.

El propietario de Twitter, Elon Musk, confirmó la contratación en un tuit el viernes.

El anuncio se produce un día después de que Musk dijera a través de Twitter que habría un nuevo director ejecutivo del sitio web de redes sociales, aunque no nombró a la nueva persona. Musk dijo en su tuit que la persona comenzaría en unas seis semanas.

Yaccarino se unió a NBCUniversal en 2011 y llegó a la cima del negocio de publicidad global de la compañía. El lunes, el jefe de publicidad estaba programado para participar en el evento Upfront de NBCUniversal en Radio City en Nueva York, la presentación de ventas que la compañía, junto con sus pares de medios, hace a la industria de la publicidad todos los años en mayo.

El ejecutivo de publicidad desde hace mucho tiempo aporta una gran cantidad de relaciones con los principales directores de marketing y otros ejecutivos de publicidad a Twitter en un momento en que la plataforma ha visto huir a los anunciantes, por lo tanto, perdiendo miles de millones de dólares, después de la adquisición de Musk el año pasado.

Nuestra cadena hermana NBC News no ha confirmado esos informes y Yaccarino no respondió a las solicitudes de comentarios.

Yaccarino se unió a NBCUniversal en 2011 y supervisó una de las carteras de publicidad más grandes en los medios de EE. UU., incluida la televisión abierta y por cable, varios medios de noticias y, más recientemente, las plataformas digitales de la compañía, incluido Peacock.

Yaccarino entrevistó a Musk en Miami el mes pasado en un escenario frente a cientos de anunciantes.

Musk, que compró Twitter el año pasado y ha estado dirigiéndola desde entonces, ha insistido desde hace mucho tiempo en que él no es el CEO permanente de la compañía. Afirmó en un tuit el jueves que su papel pasará a ser presidente ejecutivo y director de tecnología de Twitter.

A mediados de noviembre, apenas unas semanas después de comprar la plataforma de redes sociales por $44,000 millones, declaró ante una corte de Delaware que no quiere ser director general de ninguna empresa.

En su testimonio, Musk aseguró: “Espero reducir mi tiempo en Twitter y encontrar a otra persona que dirija Twitter con el tiempo”.

“RENUNCIARÉ COMO CEO TAN PRONTO COMO ENCUENTRE A ALGUIEN»

Más de un mes después, tuiteó: “Renunciaré como CEO tan pronto como encuentre a alguien lo suficientemente tonto como para aceptar el trabajo”. Hizo esa promesa después de que millones de usuarios de Twitter le pidieran su renuncia en una encuesta en Twitter que el propio multimillonario creó y prometió cumplir.

En febrero, dijo en una conferencia que preveía encontrar alguien que dirigiera Twitter, con sede en San Francisco, “probablemente hacia finales de este año.”

Los analistas que siguen a Twitter reaccionaron alentados por la noticia, incluso sin saber quién será el reemplazo. El negocio de publicidad de Twitter se ha visto afectado por el mandato voluble de Musk, aunque el multimillonario le dijo a la BBC el mes pasado que la compañía ahora está “más o menos” en el punto de equilibrio.

“Un nuevo CEO es el único camino a seguir para Twitter”, aseguró Jasmine Enberg, analista de Insider Intelligence. “El mayor problema con el negocio publicitario de Twitter fue Elon Musk. A medida que retroceda, Twitter puede comenzar a desentrañar la marca personal de Musk de la imagen corporativa de la empresa e intentar recuperar la confianza entre los anunciantes. El éxito de esos esfuerzos dependerá de quién asuma el cargo, pero es difícil imaginar que el nuevo CEO pueda ser más controvertido o perjudicial para el negocio publicitario de Twitter de lo que lo ha sido Musk”, agregó Enberg.

Las acciones de Tesla subieron alrededor de un 2% el jueves después de que Musk hiciera el anuncio. Los accionistas de la empresa de vehículos eléctricos se han mostrado preocupados por la atención que Musk dedica a Twitter.

En noviembre pasado, fue cuestionado en la corte sobre cómo divide su tiempo entre Tesla y sus otras compañías, incluidas SpaceX y Twitter. Musk tuvo que testificar en un juicio en Delaware sobre la impugnación de un accionista a su plan de compensación potencial de $55,000 millones como director ejecutivo de la compañía de automóviles eléctricos.

Musk dijo que nunca tuvo la intención de ser director ejecutivo de Tesla y que tampoco quería ser director ejecutivo de ninguna otra compañía, y que prefería verse a sí mismo como un ingeniero. Agregó en ese momento que esperaba que se completara una reestructuración organizacional de Twitter en la siguiente semana más o menos. Han pasado casi seis meses desde que dijo eso.

El tiempo de Musk al frente de Twitter ha sido caótico, y ha hecho varias promesas y proclamaciones de las que se ha retractado o que nunca ha cumplido. Comenzó su primer día despidiendo a los principales ejecutivos de la empresa, seguidos por aproximadamente el 80% de su personal. Ha trastocado el sistema de verificación de la plataforma y ha reducido la moderación de contenidos y las salvaguardas contra la difusión de desinformación.

A finales del año pasado, Musk expresó pesimismo sobre las probabilidades de hallar un nuevo CEO, afirmando que a esa persona “le tiene que gustar mucho el dolor” para dirigir una empresa que “ha estado en la vía rápida hacia la bancarrota”.

Nota del editor: NBCUniversal es la empresa matriz de Telemundo.

telemundonuevainglaterra.com


Comparte si te a gustado