Ciencia y Tecnología: Jóvenes neoyorquinos se preparan para los desafíos del futuro.

Comparte si te a gustado

Muchos niños y jóvenes tienen especial afición por la ciencia y tecnología, pero las oportunidades para desarrollar sus capacidades son mínimas en la ciudad de Nueva York.

Para cerrar esa brecha y que los estudiantes neoyorquinos estén a la altura de los desafíos que plantea el desarrollo tecnológico, NYC First viene desarrollando una red para promover la educación en Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas (STEM).

NYC First, una entidad no lucrativa que se enfoca en empoderar particularmente alos estudiantes en comunidades que normalmente no tienen acceso a los recursos que necesitan, para que se involucren con STEM y la robótica de una manera amigable y divertida.

Por ahora están operando dos centros, el primero en Roosevelt Island, el Cornell Techa y el otro, en Washington Heights, en asociación con la Biblioteca Pública de la ciudad.

“La robótica es un vehículo poderosamente atractivo para el aprendizaje. Empoderamos a los jóvenes con las habilidades y la mentalidad para el éxito”, dice Michael Zigman, director ejecutivo de NYC First.

“El espíritu de la organización es crear experiencias de aprendizaje auténticas que alienten a los jóvenes a pensar de manera crítica y creativa, y a perseverar. NYC First está invirtiendo en el futuro de la ciudad de Nueva York al preparar a la próxima generación de innovadores y líderes”, agregó Zigman.

El ejecutivo ha pasado más de 25 años operando, asesorando y financiando empresas de educación y tecnología. Bajo su liderazgo, NYC First dirige ligas de robótica y programas de educación STEM que atienden a más de 7000 estudiantes al año, en más de 600 equipos de robótica.

La robótica enfrenta a los estudiantes ante desafíos técnicos complejos para construir soluciones y resolver problemas del mundo real, ayuda a los niños a diseñar y probar soluciones que puedan crear utilizando equipos avanzados e informática. 

NYC First subraya que la educación STEM abre las puertas a experiencias de aprendizaje, pero reconoce que demasiados jóvenes de la ciudad no tienen acceso a recursos de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas y sin esas oportunidades, la posibilidad de salir adelante profesionalmente, no son muy alentadoras.

La organización revela que, las mujeres, las personas de color y los estudiantes de comunidades de bajos ingresos, están subrepresentados en las industrias STEM. Por ello, el principal objetivo es crear conciencia sobre las oportunidades que ofrece STEM y dar acceso y apoyo a los jóvenes que deseen seguir carreras en tecnología.

¿Cuál es el valor de la educación STEM?

La educación STEM pone énfasis en preparar a las generaciones futuras para que tengan éxito. El enfoque en el aprendizaje práctico con aplicaciones del mundo real ayuda a desarrollar una variedad de conjuntos de habilidades, incluidas la creatividad y las habilidades del siglo XXI.

Estas habilidades incluyen alfabetización en medios y tecnología, productividad, habilidades sociales, comunicación, flexibilidad e iniciativa. Además, la resolución de problemas, el pensamiento crítico, la creatividad, la curiosidad, la toma de decisiones, el liderazgo, el espíritu empresarial, la aceptación del fracaso y más. Independientemente de la futura carrera profesional que consideren estos niños, estos conjuntos de habilidades contribuyen en gran medida a prepararlos para ser innovadores.

Estimulación temprana hacia la tecnología

El programa First Lego League (FLL) dirigido a niños de 4 a 14 años resulta ser la primera chispa que enciende el amor por la robótica y la pasión por STEM.

Mediante la iniciativa FLL que promueve competencias de robótica en toda la ciudad, NYC First ha logrado aumentar el acceso a la educación STEM.

FLL se basa en desafíos temáticos para involucrar a los jóvenes en la investigación, la resolución de problemas, la codificación y la ingeniería. La base del programa es FIRST Core Values, que enfatiza el trabajo en equipo, el descubrimiento y la innovación, al mismo tiempo que proporciona un entorno constructivo y emocionante.

Los participantes de FLL desarrollan valiosas habilidades para la vida, incluido el pensamiento crítico, la gestión del tiempo, la colaboración, la comunicación y, a menudo, desarrollan niveles más altos de confianza en sí mismos. Como los juegos de FLL están diseñados para abordar los desafíos del mundo real, los participantes no solo aprenden sobre las soluciones, sino que también se divierten y se convierten en miembros que contribuyen en sus comunidades.

El impacto de esta experiencia es muy positivo. Los estudiantes de NYC FIRST de todos los géneros, razas e ingresos tienen tres veces más probabilidades de estar interesados en actividades STEM y los ex alumnos están inscritos en las mejores escuelas de ingeniería, como MIT, Olin College y Worcester Polytechnic Institute.

Talleres STEM

Los Centros NYC FIRST STEM ofrecen talleres después de la escuela y los fines de semana, así como horarios abiertos. Además, brindan a las escuelas secundarias locales cursos anuales de 3 horas de duración que otorgan créditos como parte de un plan de estudios de ingeniería avanzado, inmersivo y sostenido. Los estudiantes de estos cursos tienen acceso a tecnología, máquinas, equipos y herramientas de alta gama, así como acceso a capacitación laboral, pasantías y oportunidades profesionales.

eldiariony.com


Comparte si te a gustado