El distrito escolar envía niños a casa con libro de Winnie the Pooh sobre tiroteos

Comparte si te a gustado

El distrito escolar se disculpó por no advertir ni guiar a los padres antes de enviar el libro a casa.

El hijo de Cindy Campos, que tiene 5 años, estaba tan entusiasmado con el libro de Winnie the Pooh que le regalaron en el colegio que le pidió que se lo leyera en cuanto llegara a casa. Pero su corazón se hundió cuando se dio cuenta de que era un tutorial sobre qué hacer cuando «el peligro está cerca», aconsejando a los niños que cierren las puertas, apaguen las luces y se escondan en silencio.

Mientras leían el libro «Mantente a salvo» que el colegio envió a casa sin dar explicaciones ni avisar a los padres, empezó a llorar, dejando a su hijo confundido.

«Es difícil, porque les estás leyendo un cuento para dormir y ahora tienes que explicarles de una forma muy bonita de qué va el libro, cuando no es precisamente bonito», dijo Campos.

Dijo que su hijo de primer grado, que va a la misma escuela primaria que su hijo de preescolar, también recibió una copia del libro la semana pasada. Después de publicarlo en un grupo de vecinos en línea, encontró a otros padres preocupados cuyos hijos también habían llevado el libro a casa.

La decisión del distrito de enviar el libro a casa ha causado revuelo. El gobernador demócrata de California, Gavin Newsom, tuiteó: «Winnie the Pooh está enseñando ahora a los niños de Texas sobre tiradores activos porque los funcionarios electos no tienen el valor de mantener a nuestros hijos a salvo y aprobar leyes de sentido común sobre la seguridad de las armas».

Provocó una reacción suficiente como para justificar una explicación del Distrito Escolar Independiente de Dallas, que dijo en un comunicado el viernes que trabaja «duro cada día para prevenir los tiroteos en las escuelas» haciendo frente a las amenazas en línea y mejorando las medidas de seguridad. También lleva a cabo simulacros de tirador activo.

«Recientemente se envió a casa un folleto para que los padres pudieran discutir con sus hijos cómo mantenerse a salvo en tales casos», dijo el distrito. «Lamentablemente, no proporcionamos a los padres ninguna guía ni contexto. Pedimos disculpas por la confusión y estamos agradecidos a los padres que se acercaron para ayudarnos a ser mejores socios.»

El distrito no dijo cuántas escuelas y grados en el distrito recibieron los libros.

Campos dijo que el libro la estaba «atormentando» y que parecía especialmente «sordo» enviarlo a casa con los niños sin explicación en el momento en que el estado conmemoraba el aniversario del tiroteo masivo del año pasado en una escuela primaria en Uvalde, cuando un hombre armado mató a 19 niños y dos maestros. También se produce cuando la Legislatura de Texas, controlada por los republicanos, concluye una sesión en la que rechazó prácticamente todas las propuestas para endurecer las leyes sobre armas de fuego, pero aprobó una ley que prohíbe a las bibliotecas escolares tener libros que contengan descripciones, ilustraciones o audio que muestren conductas sexuales que no sean relevantes para el currículo escolar obligatorio.

Los simulacros de tiroteo activo se han convertido en una práctica habitual en las escuelas estadounidenses, aunque no se está de acuerdo en si son más perjudiciales que beneficiosos.

Campos dijo que, aunque no está en desacuerdo con la intención del libro, le hubiera gustado que viniera con una advertencia a los padres para poder presentárselo a sus hijos en el momento adecuado y de la manera correcta. Dijo que ya había hablado con sus hijos de los tiroteos en los colegios y que tal vez hubiera preferido esperar a que se produjera otro ataque para leerles el libro.

«Lo habría hecho en mi tiempo libre», dijo Campos, que habló por primera vez con el Oak Cliff Advocate.

La portada del libro dice: «Si hay peligro, deja que Winnie the Pooh y su tripulación te enseñen qué hacer». En el interior, incluye pasajes como «Si el peligro está cerca, no temas. Escóndete como hace Pooh hasta que aparezca la policía. Las puertas deben estar cerradas y el paso bloqueado. Apaga la luz para que no te vean».

El libro fue publicado por Praetorian Consulting, una empresa con sede en Houston que ofrece formación y servicios de seguridad y gestión de crisis. La empresa, que no respondió a los mensajes en busca de comentarios, dice en su sitio web que utiliza material apropiado para la edad para enseñar los conceptos de «correr, esconderse, luchar» – el enfoque que las autoridades dicen que los civiles deben tomar en situaciones de tirador activo.

La empresa también afirma en su sitio web que su plan de estudios de K-6 incluye los personajes de Winnie the Pooh, que ahora son de dominio público e incluso han aparecido en una reciente película de terror.

telemundonuevainglaterra.com


Comparte si te a gustado