Connecticut a llegado a un acuerdo sobre bonos para bebés de $3,200

Comparte si te a gustado

Los legisladores estatales llegaron a un acuerdo para ayudar a las familias de bajos ingresos a tener éxito y permanecer en Connecticut.

A partir del 1 de julio, los bebés que estén cubiertos por Husky en el momento del nacimiento recibirán automáticamente $3,200 en un fideicomiso en Connecticut.

“Los niños de más de 169 pueblos y ciudades de nuestro estado se beneficiarán del programa”, dijo el tesorero Erick Russel.

Cuando un participante alcanza la edad de 18 a 30 años, puede presentar un reclamo para usar los fondos para comprar una casa en Connecticut, no pasar hambre o invertir en un negocio, pagar la universidad, capacitación laboral o ahorrar para la jubilación.

“Los niños de hoy que están en la pobreza, estos niños están luchando y no quiero que tengan que pasar por lo que yo pasé, no quiero que pasen hambre”, dijo la Senadora Patricia Billie Miller.

Los participantes deben vivir en Connecticut en el momento en que se presenta el reclamo y deben tomar cursos de educación financiera. Según la oficina del tesorero, el depósito de cada niño probablemente crecería de inversiones a entre $11,000 y $24,000, dependiendo de cuándo se acceda a los fondos.

Los partidarios dijeron que el objetivo es nivelar el campo de juego para los niños que de otro modo estarían excluidos del crecimiento económico y educativo.

“Quiero que tengan esperanza y un sueño de querer algo mejor”, dijo Miller.

Un total de $381 millones se destinará a los fondos para bebés que se están reutilizando de una reserva que se apartó en 2019, durante la reestructuración del Fondo de Jubilación de Maestros, que ahora se reemplazará con una póliza de seguro relativamente económica, según la oficina del tesorero.

“Estamos en una posición en la que podemos cambiar ese fondo de reserva directamente al fondo fiduciario de bonos para bebés”, dijo Russel.

El líder republicano de la Cámara, Vincent Candelora, dijo en un comunicado:

«Aprecio la dedicación del tesorero Russell para encontrar una forma de financiar la iniciativa Baby Bonds, pero en un momento en que hablamos de barreras fiscales, la necesidad imperiosa de desgravación fiscal y la importancia de invertir en educación, tengo que cuestionar una solución que implica la reutilización de dólares excedentes de los contribuyentes que se habían utilizado como contrapeso contractual para refinanciar la deuda de pensión de los maestros. Esto parece socavar el mensaje de responsabilidad fiscal que el gobernador ha promovido a lo largo de la sesión, y la vaga mecánica de cómo simplemente tomarán $ 380 millones porque este programa ciertamente merece más escrutinio”.

telemundonuevainglaterra.com


Comparte si te a gustado