Salud: Como superar la adicción a los cigarrillos electrónicos

Comparte si te a gustado

Los vaporizadores pueden ayudarte a dejar la adicción al tabaco, pero ¿qué haces cuando quieres despedirte de tu cigarrillo electrónico?

Superar una adicción no es fácil. Pero “vapear” ha ayudado a miles de personas a alejarse de los cigarrillos tradicionales.

El vaping, o uso de cigarrillos electrónicos, ha sido ampliamente aceptado como una opción menos peligrosa para la salud que el consumo de tabaco.

Gobiernos como el de Reino Unido lo han presentado como una herramienta para dejar de fumar, aunque profesionales en otras partes del mundo han expresado sus dudas:

“Cada vez recibo en mi consultorio más jóvenes de 16 a 24 años que usan este producto y tienen un índice de nicotina en el cuerpo equivalente al consumo de más de 20 cigarrillos al día”, explicó a BBC Brasil la cardióloga Jacqueline Scholz, que dirige el Ambulatorio del Tratamiento del Tabaquismo del Instituto del Corazón de Sao Paulo.

Se estima que unos 50 millones de personas en el mundo vapeanmuchos de ellos jóvenes entre los 18 y los 25 años.

La pregunta en términos de salud es si se puede dar el siguiente paso y dejar incluso de vapear.

¿Por qué vapear genera adicción?

La principal razón por la que una persona puede generar dependencia al vapeo es la nicotina, el mismo ingrediente detrás de la adicción a los cigarrillos.

Por esta capacidad adictiva no se recomienda su uso a las personas que no fuman.

La nicotina crea nuevos receptores en el cerebro cuando entra en el cuerpo y quien lo usa puede rápidamente experimentar una sensación de bienestar asociada al vapear.

De ese modo, cuando una persona deja de vapear y, por ende, de recibir esos estímulos, el cuerpo comienza a tener deseo de más nicotina.

Una sensación que tiende a ser más aguda en los primeros 3 o 4 días después del último consumo.

De acuerdo a varios organismos de salud, también se presentan otros síntomas de abstinencia como cambios de humor.

¿Cuánto tiempo se necesita para dejar de vapear?

No hay una respuesta concreta. Depende de cada persona, pero hay algunos datos de referencia al respecto.

Técnicamente, es posible dejar de vapear de inmediato, de un día para otro. Sin embargo, para muchas personas en la práctica esto resulta muy difícil.

Expertos en el tema, como el Centro Nacional para Dejar de Fumar de Reino Unido (NCSCT), generalmente recomiendan una estrategia gradual.

Uno de los consejos para las personas que vapean es que reduzcan el porcentaje de nicotina en los líquidos que alimentan al cigarrillo electrónico durante cuatro semanas, hasta que ese porcentaje sea 0%.

Esto puede ser complicado con los vaporizadores desechables, que suelen tener una mayor proporción de nicotina.

Pero también hay versiones sin nicotina, que se pueden ir intercalando con las que se utilizan regularmente.

Otra opción es cambiarse a un vaporizador con tanque, que permite el uso de varios líquidos.

Además, hay otros consejos como:

1. Extender los tiempos entre vapeos.

2. Tomar bocanadas más cortas (especialmente si es un vaporizador desechable).

3. Ponerse reglas como, por ejemplo, solo vapear fuera de casa.

También existen tratamientos para reemplazar la nicotina, como parches, gomas de mascar y sprays.

Evitar el hábito

Al igual que ocurre con el fumar, si has estado vapeando durante mucho tiempo, es probable que haya creado un hábito al respecto.

Ciertas situaciones o momentos del día (considerados desencadenantes) te habrán acostumbrado a echar mano de tu vaporizador.

Esto puede ser difícil de superar, por lo que ayuda poder identificar cuáles son esos desencadenantes primarios.

También es buena idea tratar de ocupar ese tiempo con una distracción o actividad alternativa, como salir a caminar o hacer ejercicio.

Si la persona es un exfumador, el NCSCT señala que vale la pena tener un vaporizador a mano para emergencias.

Porque, según este centro en Reino Unido, si alguien recae es mejor vapear que buscar un cigarrillo.

eldiariony.com


Comparte si te a gustado