La ciudad de Nueva York advierte sobre la propagación de un virus altamente contagioso en los perros

Comparte si te a gustado

El parvo canino, un virus altamente contagioso que puede causar enfermedades gastrointestinales, se está propagando a un ritmo alarmante en la Ciudad de Nueva York.

Las instalaciones veterinarias de la Ciudad de Nueva York informan un aumento en los casos virales que infectan a los perros y que pueden provocar una enfermedad gastrointestinal aguda grave y ser potencialmente mortales si no se tratan.

El parvovirus canino (CPV) es altamente contagioso y puede propagarse a través del contacto directo y superficies contaminadas. Los síntomas se desarrollan dentro de los dos a 14 días posteriores a la infección e incluyen vómitos, diarrea, pérdida de apetito, fatiga, fiebre y dolor abdominal.

El Departamento de Salud e Higiene de la Ciudad de Nueva York (DOHMH, por sus siglas en inglés) emitió una alerta el mes pasado señalando que los Centros de Cuidado de Animales habían diagnosticado 14 perros hasta el 14 de marzo, lo que excede el número normal tratado en un solo año, según el comunicado.

Muchas de las mascotas se encontraron en El Bronx y Manhattan, pero el número esperado sugiere un aumento en ciertos vecindarios.

Bond Vet es una atención veterinaria de urgencia con varias ubicaciones en los condados. Según la Dra. Hannah Lau, veterinaria de Bond Vet, la cantidad de pruebas de parvovirus se triplicó de febrero a marzo.

«Los perros jóvenes que no están vacunados corren el mayor riesgo de contraer parvovirus. Cualquier raza de perro puede enfermarse de parvovirus, pero los rottweilers, los dóberman pinschers, los pitbull terriers americanos, los springer spaniels ingleses y los pastores alemanes pueden tener un mayor riesgo», dijo la Dra. Hannah Lau le dijo a nuestra cadena hermana NBC Nueva York.

La Dra. Lau señaló que el CPV no se puede propagar a humanos, gatos y otras mascotas domésticas, pero puede ocurrir en mapaches, zorrillos y coyotes. Los perros diagnosticados deben colocarse en aislamiento con su entorno anterior completamente desinfectado.

El parvovirus se puede analizar mediante pruebas de antígenos en heces o PCR viral. El tratamiento depende de los exámenes individuales, pero en casos graves, a menudo incluye hospitalización, terapia con electrolitos y antibióticos.

Los próximos padres de mascotas deben tener cuidado al adoptar de un refugio y se les anima a vacunar a su nueva incorporación a la familia.

«¡La vacunación oportuna y adecuada es la mejor manera de proteger a su perro del parvovirus! La prevención de la enfermedad es la mejor medicina. Programe un examen de bienestar para su nuevo cachorro lo antes posible para hablar sobre la vacunación con su veterinario», dijo la Dra. Lau.

telemundo47.com


Comparte si te a gustado