Exjesuita revela que el cura Pedrajas cometía abusos sexuales junto a otros dos sacerdotes en Bolivia

Comparte si te a gustado

El caso Pedrajas fue destapado tras el descubrimiento del diario por parte de su sobrino, Fernando, en la casa abandonada de su madre, en Madrid, España. En el documento se habla de al menos 85 víctimas del cura durante su paso por centros de Bolivia, Ecuador y Perú.

POR MIGUEL GÓMEZ

LA PAZ / 7 de mayo de 2023 / 17:36

Como una bola de nieve. Así crece el escándalo de pederastia protagonizado por Alfonso Pedrajas (+). El exjesuita Pedro Lima reveló que el español cometía abusos sexuales a menores de edad y novicios junto a otros dos sacerdotes: Luis Tó y Antonio Gausset Capdevila.

El caso Pedrajas fue destapado tras el descubrimiento del diario por parte de su sobrino, Fernando, en la casa abandonada de su madre, en Madrid, España. En el documento se habla de al menos 85 víctimas del cura durante su paso por centros de Bolivia, Ecuador y Perú.

Lea más: Desde el púlpito, la Iglesia Católica se defiende y pide no estigmatizarla por el caso del jesuita pederasta Pedrajas

La mayoría de los casos ocurrieron en el colegio Juan XXIII de Cochabamba. Por este escándalo se activaron tres denuncias. Una del Ministerio Público, otra de la Procuraduría General del Estado y la última, de la Compañía de Jesús, que suspendió a ocho miembros por esto.

Lima fue jesuita entre 1992 y 2001. Habló con El País de España y develó que por denunciar estos hechos fue expulsado. “Me expulsaron de la orden cuando denuncié los abusos. Él lo sabía todo y esa fue su respuesta”, dijo sobre lo que le pasó con el español Ramón Alaix, quien en 2001 era provincial de los jesuitas y radicaba en Oruro.

Tras haberse descubierto las atrocidades cometidas por Pedrajas, el exjesuita concedió una entrevista a El País. Afirmó que fue testigo de los abusos cometidos por Pica y Tó, quien había llegado en los años 90 a Bolivia, protegido por la Iglesia de España tras su condena por pederastia.  

Lo cometido por Gausset fue lo que al final animó a Lima a sentar la denuncia ante su orden. Recuerda que Gausset tenía una enfermedad degenerativa que le impedía caminar. “Por ello, otro jesuita catalán le conseguía niños indígenas y de familias vulnerables para que le ayudasen. Y de estos niños él abusaba. Yo vivía con ellos en la misma comunidad”.

El caso Pedrajas ha provocado la preocupación en la Iglesia Católica de Bolivia. Este domingo, en homilías, monseñores pidieron que no se estigmatice a la institución y que no se politice el tema, dejando las investigaciones a las autoridades que correspondan.


Comparte si te a gustado