Por un Colegio de Periodistas más progresista y solidario

Comparte si te a gustado

Por FRANCISCO PAULINO 

El pasado viernes 5 del mes en curso fue celebrado el Día Nacional del Periodista, encontrando a este sector profesional en una de sus  peores crisis económica, social y de salud de toda su historia, con una desprotección increíble por parte del propio gremio que los agrupa.

Vemos cómo en los últimos meses han fallecido decenas de colegas periodistas, principalmente por problemas de salud, y el deterioro de su calidad de vida, algo muy penoso.

Hasta el día de hoy no hemos visto en los actuales directivos  del Instituto de Protección del Periodista, el Colegio Dominicano de Periodistas y el Movimiento Marcelino Vega, la voluntad necesaria para articular un proyecto que verdaderamente permita cambiar el rumbo de estas entidades  hacia senderos de bienestar y progreso, en favor de sus miembros.

¿Qué han hecho estos gremialistas para cambiar este estado de cosas, excepto en lo relativo a las pensiones que generosamente emite el gobierno central, en tan especial ocasión cómo lo es el Día Nacional del Periodista?.

¿Por qué no asumen el anteproyecto de ley que plantea con claridad meridiana la democratización de la publicidad estatal, en favor de los medios alternativos de comunicación, propuesto por la Federación Dominicana Medios Alternativos (FEDOMA)?.  En esta pieza se plantea especializar un pequeño por ciento de la publicidad recibida para  fortalecer económicamente al CDP y al IPPP.  Como está planteado en el anteproyecto en cuestión,  verdaderamente se podría mejorar la calidad de vida  de los periodistas y comunicadores.

Aunque soy fundador del CDP de verdad ( junio 1983) y del Movimiento Marcelino Vega, nunca me interesó la vida gremial, pero siempre he luchado por las mejores causas de este país, de la sociedad dominicana y del gremio, el cual luce anquilosado y secuestrado por un grupito que no lo deja avanzar.  Es necesario un colegio más progresista, fortalecido, profesional, solidario, participativo y al servicio de la sociedad, la cual está cada día más enferma, sin un rumbo definido.  También se requiere que los periodistas jueguen el rol que les corresponde como orientadores de la opinión pública,  de forma tal que la sociedad dominicana sea cada día mejor e incluyente.

Creemos que en esta etapa los dirigentes del CDP y el IPPP tienen que preocuparse por buscar alternativas en  favor de sus miembros, y dar mejor seguimiento a sus  compañeros colegas, muchos de los cuales están en precaria situación de salud y económica, y casi en la pobreza extrema.

No es posible que el CDP y sus organismos se sigan manejando con  criterios grupales, en los que  si uno no responde a su corriente, los  ponen a pasar las de «Caín».

Tal es el caso personal nuestro.  Nos encontramos en manos de siete  especialistas de la medicina de manera casi simultánea, con medicamentos de uso continuo y de alto costo.  Pregunten si en  los dos últimos años alguno de los dirigentes del CDP y el IPPP  me han hecho siquiera una llamada para preguntarme en qué condiciones me encuentro. No lo han hecho porque no les interesa. Qué pena!!

NOTA: Tomado de ALMOMENTO.net


Comparte si te a gustado