Bodeguera dominicana en Filadelfia se faja con atracador impidiendo robo y forzándolo a huir

Comparte si te a gustado

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK._ La bodeguera dominicana Dianelfa Rodríguez de 45 años de edad se enfrentó de “tú a tú” con un atracador que fue a robar a su bodega “E&Y Deli Grocery” situada en la cuadra 800  en el 50 de la calle Norte en Filadelfia y se enfrascó con el ladrón intercambiando golpes como si se tratara de una boxeadora experimentada, forzando a que el delincuente huyera sin poder llevarse nada.

La bodeguera relató que el atracador llegó a la bodega enmascarado, vestido de negro, encapuchado y con la pistola en mano exigiéndole que le entregara el dinero de la caja, a las 8:36 de la mañana poco después de abrir el negocio y cuando los estudiantes,  que son muchachitos van a comprar golosinas de camino a la escuela cercana.

El intento de atraco se produjo el pasado 14 de septiembre, según divulgó el canal Telemundo 62 que entrevistó a la comerciante dominicana sobre el incidente.

 “A esa hora lo que viene son muchachitos para comprar cosas y llevárselas para la escuela”, relató la comerciante que lleva un año residiendo en el norte de Filadelfia, una de las áreas urbanas  más violentas y peligrosas de Estados Unidos.

Dijo que escuchó cuando el atracador entró a la bodega y no se dio cuenta de lo que ocurría hasta que el ladrón entró a la parte interior del mostrador.

“No es fácil salir a trabajar con toda la actitud y llegar decaída o quizás sin vida a tu casa con una mala noticia”, añadió.

Aunque batalló de “tú a tú” con el delincuente ella sufrió golpes en la fosa nasal, rasguños y cortes  en la cara.

“Veo a esa persona que entra y se me sube encima con el arma. Yo lo único que puede fue reaccionar, porque si me iba a dar un tiro, que no me matara”, agregó la bodeguera que es el principal soporte económico de su madre e hija.

Señaló que diariamente pone oraciones y cánticos religiosos en la bocina de la bodega, lo que según su creencia habría ayudado a espantar al atracador.

“Siempre mi pensar es trabajar, darle un buen ejemplo a mi familia y estar en lo correcto para que ni a mi madre ni a mis hijas no les falte nada”, agregó.

«Gracias a Dios no era mi día de morir», expresó.

Fue ingresada  en el  hospital por los golpes que recibió en el ataque pero explicó que  no sintió miedo, porque estaba intentando sobrevivir.

Narró que  cuando estuvo más calmada y vio los videos de vigilancia, pudo entender que el forcejeo que sostuvo con el atacante le salvó la vida.

La policía dijo que el criminal  no se llevó nada de la bodega debido a la respuesta de la bodeguera.

Las imágenes del atraco fueron divulgadas esta semana por los investigadores que siguen buscando al asaltante.

El atracador es  descrito como un hombre enmascarado.

“Yo me enfoqué en el arma y en que no me pegara un tiro”, subrayó Dianelfa, por lo que pudo ver bien la cara del agresor.


Comparte si te a gustado