Miles de peces mueren debido a las altas temperaturas del agua y la sequía que afectan la región amazónica.

Comparte si te a gustado

Miles de peces muertos aparecieron flotando este jueves en las lagunas de la Reserva Ambiental de Desarrollo Sostenible del Lago do Piranha, en Manacapuru, un municipio en la ribera del río Amazonas y a unos 84 kilómetros de distancia de Manaos (Brasil). Su muerte fue provocada por la fuerte bajada de los niveles de los ríos y por las temperaturas récord, que elevan la acidez de las aguas. Los peces se pudren lentamente y han atraído a cientos de garzas y patos, que se alimentan con sus restos.

En la región amazónica de Brasil, los bajos niveles y las altas temperaturas del agua causaron la muerte de miles de peces que terminaron flotando en una laguna, contaminándola.


Comparte si te a gustado