Miami Heat vuelve a golpear a los New York Knicks y queda a un paso de las finales del Este.

Comparte si te a gustado

Los Miami Heat volvieron a tener una noche brillante en la que los rebotes fueron su mayor fuerte para lograr imponerse a los New York Knicks por por un marcador de 109-101 que le sirvió para colocar la serie 3-1 y quedar a una victoria de conseguir el pase a las finales de la Conferencia Este de la NBA.

Pese a haber clasificado en el octavo lugar del Este, el Heat se ha transformado totalmente en estos ‘playoffs’, logrando eliminar a los favoritos Milwaukee Bucks de Giannis Antetokounmpo en la primera ronda y ahora han demostrado tener una gran superioridad sobre el conjunto neoyorquino.

Tal y como ha sido a lo largo de la temporada, Jimmy Butler fue el líder del equipo de Miami, contribuyendo con 27 puntos, seis rebores, 12 asistencias, dos robos y dos tapones en momentos claves del juego que terminaron siendo fundamentales para sellar el triunfo.

A esto, se sumó el trabajo de Bam Adebayo, que aportó un doble doble de 23 puntos y trece rebotes, y Max Strus, con 16 puntos y cuatro triples, aunque mucho mérito también tuvo el banquillo de los Heat, que aportó 32 puntos por los solo diez del de los Knicks.

El veterano Kyle Lowry aportó quince puntos y Caleb Martin firmó diez para los Heat.

Por su parte, el equipo de Nueva York se logró mantener cerca en el marcador la mayor parte del encuentro, pero nunca logró dar lo necesario para tomar la ventaja, y cada intento de remontada fue frustrado por las inmediatas reacciones de los Heat.

Jalen Brunson firmó un doble doble de 32 puntos y once asistencias y RJ Barrett aportó 24 puntos, con tres triples, mientras que Julius Randle metió veinte, con nueve rebotes.

La última ventaja de los Knicks en el duelo fue al final del cuarto período en el 30-29. Lowry cerró ese cuarto con una canasta en suspensión que puso por delante a los Heat.

Con este resultados, los de Miami, octavos cabezas de serie en estos ‘playoffs’ en el Este, lideran la serie por 3-1 y tendrán su primera ‘bola de partido’ el próximo miércoles en el Madison Square Garden.

msn.com


Comparte si te a gustado