La F1 ha abandonado el plan de cubrir las ruedas con LED para 2024

Comparte si te a gustado

La Fórmula 1 ha abandonado formalmente sus planes de introducir tapacubos de LED para 2024 tras la última reunión entre los jefes del campeonato y los equipos.

Durante varios años se ha estudiado la idea de que los coches de Fórmula 1 llevasen tapacubos o cubiertas con luces LED en las ruedas para mostrar información extra a los aficionados, e incluso en el reglamento existía la opción de que se introdujeran en las carreras si la tecnología estaba lista.

Ya en los test de postemporada de 2021 en Abu Dhabi, McLaren probó el sistema de luces LED en sus coches, con la esperanza de que pudieran utilizarse para ayudar a los aficionados a entender mejor lo que estaba ocurriendo durante las sesiones o la carrera.

Mario Isola, jefe de competición de Pirelli en la F1, aseguró que las opciones de información que se podrían mostrar a través de los LED eran muy ilimitadas.

En aquel momento, dijo: «Cuando montas ese dispositivo [de luz LED] y funciona, puedes hacer lo que quieras».

«Puedes mostrar la posición, puedes mostrar logos, puedes mostrar el tiempo por vuelta en clasificación o algo así. Hay muchas posibilidades. Tienes la tecnología, así que es fácil programar lo que quieres mostrar».

Pero la idea de introducir los LED ha dado un paso atrás tras la última reunión de la Comisión de la F1.

En el reglamento técnico revisado para 2024, se ha eliminado la norma que detallaba la posible introducción de los sistemas LED, lo que descarta oficialmente cualquier posibilidad de que se introduzcan la próxima temporada.

El artículo 8.18 original decía: «Dependiendo de la disponibilidad de la tecnología necesaria, y con el fin de proporcionar información visual a los espectadores, la FIA podrá solicitar que cada una de las cuatro cubiertas de las ruedas descritas en el artículo 3.13.7 esté equipada con un panel giratorio de luces LED».

Aunque la tecnología ha ido progresando, una de las mayores preocupaciones sobre los sistemas LED era el posible aumento de peso en una zona sensible del coche.

El paso de las llantas de 13 a las de 18 pulgadas en la F1 ya había provocado un notable aumento de masa: las delanteras pesaban 2,5 kg más y las traseras 3 kg más.

Y, en un momento en el que muchos equipos han sufrido para mantener sus coches por debajo del límite mínimo de peso, añadir peso extra con los sistemas LED no era algo que los equipos estuvieran dispuestos a aceptar.

lat.motorsport.com


Comparte si te a gustado