Haddad Maia defiende el orgullo de Brasil, Ostapenko espera a Badosa

Comparte si te a gustado

Brasil vuelve a tener motivos para ver el WTA 1.000 de Roma y eso es gracias a Beatriz Haddad Maia. La número 15 del circuito, que ha protagonizado un ascenso importante en el ranking en el último año (era la 49ª a estas alturas de 2022) tras permanecer diez meses en el dique seco entre 2019 y 2020 por un positivo en dopaje, es la primera jugadora de su país que pasa de tercera ronda en el Foro Itálico desde 1990, cuando Andrea Veira alcanzó los octavos, y este lunes selló su plaza entre las ocho mejores del cuadro tras derrotar a la colombiana Camila Osorio con un doble 6-3 en en 1h21.

Fue un duelo inédito para el tenis sudamericano, pues nunca antes desde que se instauró la categoría WTA 1.000, allá por 2009, se habían enfrentado dos sudamericanas más allá de la tercera ronda. Se llevó el gato al agua ante la 100ª del ranking, un joven (21 años) valor que esta temporada ha sido finalista en Monterrey y semifinalista en Seúl y Bogotá, y alcanzó los cuartos de final en el Foro Itálico por primera vez en su carrera, la cuarta esta temporada.

Su rival este martes será la ucraniana Kalinina, 30ª favorita que despachó a la 19ª, la estadounidense Keys, en tres mangas tras 2h07: 2-6, 6-2 y 6-4. Era la tercera vez que ambas se enfrentaban, la primera desde que Kalinina se impuso tanto en Miami como en Roma el año pasado, y con este triunfo la europea iguala su mejor resultado hasta la fecha en tierra, los cuartos de Madrid 2022. El cara a cara con Haddad Maia también lo tiene dominado 3-0.Ostapenko espera a Badosa

Antes de que la recurrente lluvia obligara a posponer cinco partidos, entre ellos el que iba a enfrentar a Paula Badosa y la checa Muchova, la que podría ser rival de la española este miércoles en cuartos, la letona Ostapenko, tuvo tiempo de despachar en un duelo movidito, en el que se enfrentó varias veces a una de las juezas de línea, a la rusa Daria Kasatkina por 6-4, 4-6 y 6-0 en 2h01. Es el cuarto partido seguido que la 20ª del ranking le gana a la novena, y ya tiene el cara a cara particular 4-2 a favor.Rybakina, con paso firme

Sigue sin ceder un set (y ya lleva 509 winners en eventos WTA 1.000 esta temporada, la única por encima del medio millar), favorecida también por la retirada en el primero de Kalinskaya, su rival en tercera ronda, la número 6 del ranking, Rybakina, que este lunes se deshizo camino a cuartos de la checa Vondrousova con un doble 6-3 en 1h14. Iguala así el cara a cara la kazaja, que había caído en el único enfrentamiento previo entre ambas, en Moscú hace dos años, y con 25 victorias ya esta temporada, empata en la tercera plaza con Swiatek a falta de lo que haga la polaca ante la croata Vekic, partido que se aplazó al martes por lluvia. Quien gane ese duelo será su próxima rival el miércoles.Zheng se lleva el derbi chino

El derbi chino que depararon estos octavos de final, el segundo en la historia del torneo tras el que protagonizaron Zheng Jie y Li Na en 2013, cayó del lado de Qinwen Zheng (6-4, 3-6 y 6-1 en 2h32), la tercera de su país que se mete entre las ocho mejores en un WTA 1.000 sobre tierra.

Se encontrará este martes con la rusa Kudermetova, 12ª raqueta mundial que echó, también este lunes, a la checa Bouzkova, la 38ª: doble 6-2 en 1h20. Era la quinta vez que se encontraban, con tres victorias previas de Kudermetova, entre ellas la que consiguió la única vez que se midieron en tierra, en un ITF en Praga en 2015.

as.com


Comparte si te a gustado