Golpe de mano de los Sixers en Boston para adelantarse 3-2

Comparte si te a gustado

Embiid y Maxey guían a los Sixers a una cómoda victoria en el TD Garden (103-115)

Paso de gigante de Philadelphia 76ers a la hora de meterse en las finales de conferencia. Triunfo cómodo en el TD Garden, 103-115, para adelantarse en la serie 3-2 y dejar a Boston Celtics a los pies de los caballos.

No fue una noche feliz para la afición céltica, que vivió con impotencia el discreto partido de su equipo en un momento trascendental de la temporada y que terminó abucheando a los suyos cuando jugándose el último cuarto llegaron a estar con una desventaja de 21 puntos.

Sixers acomodó bien sus piezas, hizo un buen trabajo defensivo y tuvo a todos sus hombres importantes funcionando a un razonable nivel. Y cuando el cuarteto integrado por Joel EmbiidJames HardenTyrese Maxey y Tobias Harris funciona al unísono en la cancha estos Sixers se convierten en un equipo temible.

Philadelphia se fue al descanso ganando 49-58 tras un deficiente ejercicio de Boston en la primera parte tanto en materia defensiva como en la ejecución de tiro triple. Pero fue el tercer cuarto el que marcó la diferencia, un tercer cuarto en el que los Sixers llegaron a tener 19 de ventaja para irse al final del mismo con ventaja de 16 puntos: 72-88.

No hubo emoción en el desenlace del partido después de que Sixers rompiera la baraja en el tercer acto, y fue en el cuarto final cuando los de Doc Rivers adquirieron su máxima ventaja y agotaron ya la paciencia de una afición local nerviosa y decepcionada por lo que estaba viendo en pista.

Joel Embiid encadenó su tercer partido consecutivo con 30 o más puntos, yéndose esta vez a 33 puntos, 7 rebotes y 4 tapones, y Tyrese Maxey se sacó de la chistera una gran actuación con 30 puntos, 7 rebotes y 6 triples anotados.

Pero lo importante para Sixers es que no fueron solo ellos dos los que aportaron.

James Harden, por ejemplo, se olvidó de los extremos. Ni fue el Harden imparable del primer y cuarto partidos ni el Harden errático del segundo y el tercero. Se mostró La Barba como un jugador medido, centrado, y desde ese punto medio sumó 17 puntos, 8 rebotes y 10 asistencias lanzando solamente 8 veces a canasta.

Mientras, Tobias Harris hizo un partido muy solvente, terminando con 16 puntos, 11 rebotes y un 70% en el tiro de campo.

Boston fue otra cosa, un equipo falto de respuesta, sin capacidad para reaccionar ante la adversidad de ir por detrás en el marcador.

Jayson Tatum, que volvió a empezar muy fallón, se recuperó para terminar con 36 puntos, 10 rebotes y 5 asistencias, pero con un 11 de 27 en el tiro. Estando él en cancha su equipo encajó nada menos que un -26 en el marcador.

Jaylen Brown sumó 24 puntos y Marcus Smart hizo 14. Y con estos tres jugadores se acabó la pobre ofensiva bostoniana.

Mal el equipo en general y mal Al Horford en particular. El dominicano vivió una noche para olvidar al quedarse sin anotar tras errar todos sus tiros, que fueron todos triples. Acabó con un 0 de 7.

Se complican sobremanera las cosas para Boston, mientras que Philadelphia está a un paso de meterse en las finales del Este. Ese paso podría llegar este jueves, día marcado para el sexto juego de la eliminatoria, encuentro que los Sixers jugarán en casa.

hispanosnba.com


Comparte si te a gustado